Competencia desleal (marketing de guerrilla)


En ocasiones, recibimos un mail de un amigo o familiar advirtiéndonos de un peligro (“nueva forma de secuestro”) o del riesgo de electrodomésticos, como el microondas (“el plástico al calentarse provoca cáncer”). Detrás de estos mails se esconden bulos falsos (hoax) que se crean para engañar y asustar a la población general, sin fines lucrativos.

A diferencia del fraude, que se dirige a determinadas víctimas con intención delictiva o lucrativa de forma ilícita, un bulo sólo persigue ser divulgado de manera masiva, fundamentalmente por medios electrónicos (email, blogs, foros, redes sociales…)

En ocasiones, estos bulos atacan una marca o un tipo de productos y son iniciados por una marca rival con pocos escrúpulos que prefiere usar tácticas “sucias” para mejorar su preferencia ante los consumidores. Este tipo de mails se identifican fácilmente porque atacan a marcas líder con buen posicionamiento del mercado y porque proponen comprar otras marcas que eviten este riesgo (y que son, precisamente, las que pretenden salir fortalecidas).
Así, tenemos unos cuantos ejemplos.

Ataque a un producto

Hecho totalmente falso, como puedes comprobar por ti mismo.

Ataque a una marca

De nuevo, se trata de una falsedad.

Ataque a un producto de una marca 

Y este también es un bulo, como te advierte el propio mail (!?)

¿Cómo puedes identificar estos bulos falsos?

Todos los hoax comparten estas características:
• utilizan el argumento de autoridad: el doctor…; las investigaciones de…
• son alarmistas
• son anónimos y carecen de fechas
• no citan fuentes (las publicaciones donde se han difundido esos estudios)
• piden que lo difundamos, por el bien de nuestros amigos o familiares
• abordan problemas de salud que preocupan a la mayoría.
• contienen parte de verdad.

¿Qué hacer entonces?

Actúa como un consumidor crítico y exigente. Busca información al respecto de fuentes fiables y, si no la encuentras online, envía un escrito a algún organismo oficial u organización de consumidores.

No debemos permitir el juego sucio.

Ni consentir que nos manipulen.

Si quieres ver algunos ejemplos más, aquí tienes una relación de los bulos más populares de internet.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en T7. Marketing y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja tu comentario. ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s